Los vecinos de Garganta, Jaraíz y Collado se manifiestan contra el fuego

Los ediles portan la pancarta de la concentración./P.D.CRUZ
Los ediles portan la pancarta de la concentración. / P.D.CRUZ

Más de trescientas personas se concentraron en la plaza Diez de Mayo de Garganta la Olla bajo el lema 'Todos contra los incendios y sus consecuencias'

P.D. Samino
P.D. SAMINO

El sábado por la tarde algo más de trescientos vecinos de Garganta la Olla, Jaraíz de la Vera y Collado, convocados por sus respectivos Ayuntamientos, se concentraron en la plaza Diez de Mayo de Garganta la Olla «contra los incendios y sus consecuencias», como las derivadas del fuego que asoló en julio a la sierra de Tormantos. Sus restos fueron arrastrados por las lluvias el pasado lunes, llenando de lodo y ceniza las gargantas de los tres municipios.

Este desastre natural ha acabado con la temporada de baños en las tres localidades, ocasionando pérdidas económicas, además de los daños ecológicos, como denunciaron el sábado los alcaldes, mediante un manifiesto, que leyeron desde el balcón de la Casa Consistorial de Garganta. Abrió el acto la alcaldesa de Collado, Monserrat Fernández, para dar las gracias a los asistentes, indicando que en la defensa de la naturaleza no había colores, puesto que cada edil pertenecía a una formación política distinta.

Por su parte, Luis Miguel Núñez, alcalde de Jaraíz, fue el encargado de dar lectura a la declaración conjunta. Primero el fuego y después la tormenta, dijo, han causado una catástrofe natural en la zona. «Todo esto supone un daño ecológico de grandes magnitudes que perjudica a la biodiversidad y a la economía de los tres pueblos, pues se ha tenido que suspender la temporada de baño afectando de esta manera al turismo. Así que, a partir de hoy, luchemos contra el fuego y sus consecuencias, que como hemos podido apreciar son devastadoras. Vivimos en el paraíso, en esta bella comarca de la Vera y en sus pueblos. Cuidemos y protejamos el entorno que tenemos la suerte de disfrutar», concluyó.

Puso fin a la concentración, que se desarrolló de manera cordial y pacífica, el regidor anfitrión, Antonio Muñoz, muy emocionado, por lo que fue ovacionado largamente por el respetable. Acompañaron a los tres alcaldes, también, los de Cuacos de Yuste y Arroyomolinos de la Vera. «Gracias a todos por vuestro apoyo y por arrimar el hombro. Ahora, nosotros, trataremos de que se nos escuche y ayude. Nuestra zona ha quedado catastrófica, así que evitemos que vuelva a ocurrir», pidió Muñoz.

Los tres municipios, que están actuando de forma coordinada, han solicitado una reunión entre los ayuntamientos y administraciones implicadas, con la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad a la cabeza, Olga García, y la Confederación Hidrográfica del Tajo. En este sentido, han indicado que la reunión debe celebrarse con la máxima urgencia. «Para que con las actuaciones que se lleven a cabo de manera conjunta se llegue cuanta antes a la normalidad», esperan.