Sopas dulces, el postre que no suele faltar en las mesas de los jaraiceños en Navidad

Sopas dulces, el postre que no suele faltar en las mesas de los jaraiceños en Navidad
P.D.CRUZ

Su elaboración se transmite de padres a hijos, cuya receta las amas de casa han publicado en un libro

P.D. Samino
P.D. SAMINO

Las sopas dulces es un postre típico que no suele faltar en las mesas de los jaraiceños en Navidad. Su receta se transmite de padres a hijos. Para que la tradición de prepararlas en estas fiestas no se pierda y se perpetúe, como otros guisos de la localidad, la Asociación de Amas de Casa Mujer Jaraiceña está velando porque se conserven.

Todos los años, una semana antes de la Navidad, celebra un concurso de cocina con varios apartados. Uno dedicado a la cocina navideña y otro a la autóctona. De esta manera, ha logrado que las sopas dulces sea uno de los platos que se presenten al certamen. Además, con todas las recetas ha editado ya dos libros. En ellos aparecen las sopas dulces, el postre típico jaraiceño de Navidad.

Amparo Jaraíz, Mercedes Bermejo, Montse López y Mari Cruz Jiménez forman parte de su junta directiva. Con motivo del certamen culinario han preparado este plato para su divulgación, que tiene como ingredientes almendras y nueces molidas, canela, azúcar, piñones, cacahuetes, aceite, agua y pan frito. Hay quienes en lugar de agua echan leche y añaden, además, vino. Lo mismo sucede con los frutos secos, en la última capa utilizan unos y otros. «El modo de hacerlo es sencillo- relatan-. El pan se fríe en rebanadas en el aceite. Después se mezclan el azúcar, la canela, almendras y nueces molidas. A continuación, se ponen a cocer en agua y en la cazuela se van colocando las capas de pan alternas con el caldo y la última se cubre azúcar y los frutos secos, y se mete en el horno hasta que estén listas las sopas, lo que suele durar unos veinte minutos aproximadamente. ¡Y listas!», dicen. «Pero, eso sí, se sirven frías», recuerdan.

 

Fotos

Vídeos