Proceso de la producción del pimentón. En la parte superior, a la izquierda, Bonifacio Sánchez. / JAVIER CRUZ

El pimentón, modelo de economía circular y producción sostenible

El pimentón de la Vera se ha adelantado al cambio climático al aprovechar los recursos naturales

ESTHER BENÍTEZ

El pimentón de la Vera es un cultivo que se realiza en producción integrada, por lo que es un cultivo sostenible por el uso de biocombustible. ¿Cómo se consigue? Por el propio procedimiento artesanal. Una vez recolectados los pimientos en septiembre, estos son secados de forma lenta con leña de encina y de roble. Esta madera procede de la poda de la encina, base de la dehesa de Extremadura. «De esta manera cerramos el círculo de la fijación del CO2, porque de esta madera ya ha realizado su ciclo completo de pureza del aire», explica José Bonifacio Sánchez, secretario técnico del Consejo Regulador de la DOP Pimentón de la Vera.

El concepto de sostenibilidad, tan presente en la filosofía empresarial actual, ya regía en la forma de ser de los productores de pimentón. Es una forma de trabajar que se remonta a más de 200 años, fruto de los lluviosos otoños que caracterizan a esta comarca del noreste extremeño. El agricultor ideó un sistema de secado de pimientos sobre lo más próximo que tenía, en este caso la madera antes mencionada. Antes era así, se buscaba el aprovechamiento de los recursos propios de la naturaleza y de los más próximos. Ahora esto está de moda, pero los profesionales del mundo agro que se amparan en la DOP Pimentón de la Vera no hace falta que se sumen al carro de las nuevas iniciativas porque llevan centenares de años inmersas en ellas.

Este sistema de secado concibe al pimiento un aroma y sabor ahumado, así como una estabilidad de color en el tiempo. «Esto es lo que justifica la asociación del Pimentón de la Vera al embutido cárnico de calidad como el chorizo de León, de Salamanca, de Cantimpalo y por supuesto de Extremadura».

Que la contaminación en las ciudades es superior a la que se encuentra en zonas rurales no es ningún secreto. Que hay que continuar trabajando para hacer empresas más sostenibles que aprovechen y reutilicen los recursos naturales, tampoco. Y en forma de beneficio colateral, este método de cultivo y producción ancestral ayuda a ello. «El pimentón ayuda a fijar población en el medio rural y permite que no haya zonas tan vaciadas», detalla el secretario técnico del Consejo Regulador de la DOP Pimentón de la Vera. Al final se trata de generar un sistema de economía circular porque, si estos vecinos que se trasladan a los pueblos encuentran los recursos necesarios para vivir en ellos, no tendrán que desplazarse a otros más grandes para actividades tan cotidianas como hacer la compra».

La agricultura tiene mucho que decir en la preservación del medio ambiente. Llevan años reivindicando su importancia. Son la base y como tal hay que cuidarlos porque ellos ya nos cuidan al resto de la población. Ellos actúan. Los productores de Pimentón de la Vera llevan años demostrándolo con hechos.