Puestos de textiles del mercado. / M.D.CRUZ

El mercado medieval, en la avenida de Yuste, se prolongará hasta el martes

Hay juegos para los niños, personajes de animación, degustaciones de viandas al más puro estilo medieval y variada repostería autóctona y del resto de España

P.D. Samino
P.D. SAMINO

El mercado medieval de san Andrés, con ambientación de època, instalado en la avenida de Yuste, se prolongará hasta el martes, día 7 de diciembre.

Con más puestos que en la última edición celebrada, la de 2019, sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus está desarrollándose con algunas restricciones. Las más destacadas la no celebración de los talleres en vivo, en la que participaban, sobre todo, los niños.

La ausencia está motivada por el protocolo anticovid, desveló el viernes el alcalde, Luis Miguel Núñez, durante la inauguración del encendido del alumbrado navideño, que se completará la semana que viene, anunció.

No obstante, los niños pueden disfrutar de juegos (colchonetas hinchables, etcétera) y de los personajes de animación disfrazado de épocas que se desenvuelven por el mercado en el que se exhiben numerosos productos de artesanía tanto de objetos de regalos, bisutería y otros, como de alimentación: repostería (autóctona y del resto de España), chacinería, crepería y las típicas almendras garrapiñadas, muy propias del mercado de San Andrés desde siempre.

Tampoco faltan los puestos de comidas o restauración para comer y cenar hasta los cochinillos asados al más estilo medieval.