Exterior del colegio Moctezuma de Cáceres, donde estudiaba el menor fallecido. / ARMANDO MÉNDEZ

Luto en el colegio Moctezuma de Cáceres por su alumno fallecido en el incendio de Jaraíz

La comunidad educativa del colegio Moctezuma está de luto por el fallecimiento de Izán Díez Gómez y Sheila Gómez Serradilla

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓN Cáceres

La comunidad educativa del colegio público Moctezuma de Cáceres está de luto por el fallecimiento de uno de sus alumnos. El pequeño Izan, de siete años, perdía la vida junto a su madre en la madrugada del sábado en un incendio declarado en Jaraíz de la Vera. Tanto el centro educativo como la asociación de madres y padres (Ampa) han mostrado sus condolencias por estos hechos en las redes sociales. «Lamentamos profundamente su pérdida y enviamos a la familia todo nuestro cariño y apoyo en estos duros momentos. Descansen en paz», reza el texto compartido.

La tragedia ha sorprendido al centro en medio de un largo puente. Ni ayer ni hoy ha habido clases por los carnavales. Mañana, cuando se reanuden, las banderas ondearán a media asta y se guardará un minuto de silencio a primera hora de la jornada, según ha indicado a este diario Conchi Salgado, directora del colegio, consternada por lo sucedido. «Todas las mañanas entramos a clase con música. Pero mañana no habrá», ha detallado. Los compañeros de aula del menor fallecido, que cursaba primero de Primaria, participarán además en un taller de psicología que les ayudará a entender lo sucedido.

Tal y como se ha publicado, la madre del menor, de 35 años, y el pequeño murieron en el incendio declarado en una casa de dos plantas de Jaraíz de la Vera (Cáceres). El fuego comenzó en torno a las 00.36 horas del pasado sábado en la vivienda situada en el número 147 de la avenida de la Constitución. Sheila, la fallecida, era natural de Jaraíz y residía en Cáceres. Había ido con su hijo y con un amigo de éste a su localidad natal para pasar los carnavales en casa de su madre.

La madre, que acababa de ducharse cuando comenzó el incendio, y el menor tuvieron que ser rescatados por agentes de la Policía Local tras quedar atrapados en el fuego en la planta superior. Los equipos médicos desplazados trataron de reanimar a la mujer en la unidad medicalizada desplazada, pues se encontraba en parada cardiorrespiratoria, pero nada se pudo hacer por salvarla. El niño fue trasladado con vida al hospital Virgen del Puerto de Plasencia, pero también acabó falleciendo.

Cuatro personas en la casa

Cuando el fuego comenzó, dentro de la vivienda se encontraban cuatro personas. Además de los fallecidos, también estaban dentro la abuela materna, una mujer de 61 años, que sufrió una intoxicación leve, y el amigo del niño muerto, que tampoco sufrió lesiones graves.

La abuela fue quien dio la voz de alarma. Pudo salir fuera de la casa para alertar a los vecinos de lo que estaba sucediendo e inmediatamente se personaron agentes de la Policía Local y Guardia Civil. Al encontrarse la puerta cerrada, intentaron acceder sin éxito por una balconada, pero les fue imposible debido a la inmensa cantidad de humo que salía, por lo que tuvieron que echar la puerta abajo. Cuando entraron, el amigo del menor fallecido ya estaba bajando las escaleras de la segunda planta.

Cuando llegaron los bomberos ya no había ninguna persona en el interior de la casa. De la extinción se ocuparon efectivos de la Diputación de Cáceres (Sepei), con dos dotaciones llegadas desde el parque de Navalmoral y refuerzos de Plasencia.

Los dos policías locales y el guardia civil que intervinieron en el rescate de la mujer y el menor tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos y trasladados después al hospital debido a una intoxicación por inhalación de humo.

La comunidad educativa del colegio Moctezuma, que cuenta en la actualidad con 430 alumnos, envió un ramo de flores en nombre del centro al funeral. El niño fallecido no tenía más hermanos escolarizados en este colegio, donde había ingresado este curso.