Luis Miguel Núñez, alcalde de Jaraíz: «Las Majadillas es propiedad de la Junta»

Equipo de gobierno municipal./P.D.CRUZ
Equipo de gobierno municipal. / P.D.CRUZ

«Por eso, a ser de su propiedad, está intentando arreglar desde febrero el brazo de la toma de agua del embalse, porque es de su competencia»

P.D. Samino
P.D. SAMINO

En relación a la avería del brazo flotante de la presa de las Majadillas, el equipo de gobierno ha aclarado que por el estado del agua que sale del grifo ni la Junta ni los servicios farmacéuticos de la Consejería de Sanidad ni ningún otro organismo ha declarado al municipio en situación de emergencia sanitaria.

Por el contrario, ha criticado que este tipo de elucubraciones lo único que generan es alarma social, ya que las analíticas indican que el agua es apta para el consumo humano, pese al mal olor y sabor, lo que está intentando subsanar la Junta desde el mes de febrero. «Como propietaria de la presa lo ha hecho otras veces y está actuando en todas las de Extremadura».

Respecto al arreglo de la toma del agua del embalse, el alcalde, Luis Miguel Núñez, ha dicho que se está especulando acerca de quién debe o no hacerlo. «Lo está haciendo la Junta porque es la propietaria de la presa sin necesidad de ninguna declaración de emergencia sanitaria, sino por la vía ordinaria».

El brazo, ha recordado, se rompió en febrero, lo que fue comunicado por el vigilante a la Junta y empresa del agua. «Sin su consentimiento ni el Ayuntamiento ni la empresa que la gestiona pueden hacer nada en el embalse. Este trabajador de la Junta es el que abre y cierra las válvulas del agua y lo puso en conocimiento de la administración regional para que vinieran los técnicos a verlo».

En marzo, una empresa especializada contratada por la Junta sacó del agua la toma para ver si se podía repar, pero ante la imposibilidad en junio el gobierno regional licitó la obra por el procedimiento ordinario. «La presa es propiedad -reitera- de la Junta. La construyó en principio para abastecer a Jaraíz, aunque actualmente son varios los que beben de ella. Está ubicada en Garganta la Olla, pero no es propiedad ni de su Ayuntamiento ni de ningún otro, sino de la Junta, que cuando vio que no podía arreglar la avería sacó la obra a concurso».

Núñez ha recordado que la administración regional ha solventado este mismo problema en dos ocasiones anteriores. «Pero no solo en Jaraíz, sino en otras presas de la región. La Junta es la titular y por eso hace los arreglos. En este caso, lo está haciendo sin haber hecho ninguna declaración de emergencia. Lo hace porque es su competencia. Su arreglo es una inversión no una emergencia».

Esto lo corroboran las analíticas, dice: «La farmacéutica está enterada. Todos los meses se envían al Centro de Salud. La farmacéutica es personal técnico de la Junta, vive en Jaraíz y consume el agua de aquí. Aunque el sabor y el color no son los ideales, sin embargo, el agua es apta para el consumo. Confunden a los ciudadanos quienes ponen en tela de juicio estos hechos, creando alarma social. Lo mismo que decir que la Junta lo sabía desde febrero. Desde el minuto 1 se hizo cargo de su arreglo porque es de su competencia. Conviene recordar que, en el año 2002, otro equipo de gobierno fue el que cedió su gestión, no el actual. Y, a principios de este mes, este Ayuntamiento informó a los medios de comunicación que había enviado a la Junta un escrito para que solucionara el problema del agua, en relación al sabor y olor, que se solventará cambiando la boya. Pese a ello, el agua es potable. Las analíticas así lo certifican. De cualquier manera, desde la administración local estamos preocupados e instando a la Junta para que subsane estas deficiencias», concluye.