Indignación en Talaveruela de la Vera por la visita de un positivo pendiente de la PCR

La alcaldesa ha criticado que una persona de fuera de la localidad viajase hasta ella tras haberse realizado la prueba PCR pero sin conocer el resultado, que finalmente fue positivo

E. G. R.

Indignación por lo sucedido y expectación por lo que pueda pasar. Este es el sentir de la mayoría de los vecinos de Talaveruela de la Vera, población del norte de Cáceres de unos 300 habitantes, de los que más del 75% son mayores. Y es que el fin de semana tuvieron la visita de una persona que se encontraba pendiente de los resultados de la prueba PCR, confirmándose finalmente el positivo del mismo en covid-19.

Tal es el enfado que se vive en el pueblo que la alcaldesa, María Belén Blanco Villamarín, ha puesto lo sucedido en conocimiento de las autoridades, expresando su malestar a través de las redes sociales. «A esta persona le hicieron una PCR la pasada semana porque había estado en contacto directo con dos positivos. En vez de quedarse en su ciudad, sin salir de su casa a la espera de los resultados, decidió venirse a nuestro pueblo, estando en contacto con mucha gente y haciendo vida normal como si nada», explica.

Concretamente lo ha comunicado a los responsables del área de salud y a la Subdelegación del Gobierno en Cáceres, por si esta actitud resultara ilícita o susceptible de ser sancionada. También se puso en contacto con la residencia de mayores, instando a que extremen las precauciones ya que en la misma vive un familiar directo del positivo. Blanco lamenta la falta de responsabilidad de esta persona, de la que dijo vive en una gran ciudad y suele visitar la población junto a varios familiares. «No se puede consentir que venga como si nada a sabiendas de que podía ser positivo, a un pueblo en el que más del 75% de los vecinos son personas de riesgo debido a su edad, y en el que hasta ahora no habíamos tenido ningún caso», afirma.

«La llegada de esta persona se produjo el viernes –prosigue la alcaldesa– y hasta el domingo, cuando le fue notificado el positivo y regresó a su ciudad, se ha reunido con amigos, paseado por las calles, en contacto con familiares y vecinos… incluso visitando otras poblaciones cercanas, como Valverde y Madrigal», concluye Blanco, quién se mantiene alerta ante la posible aparición de nuevos casos, esperando que esta denuncia pública sirva para evitar este tipo de comportamientos.

Piden precaución

A través de la página de Facebook del Ayuntamiento de Talaveruela también lamentan «la irresponsabilidad de una persona que ha puesto en jaque la salud de todo un pueblo», a la vez que ruegan a los vecinos que «extremen al máximo las precauciones» y desean que las consecuencias para la población «sean nulas o las menores posibles».