Atribuyen propiedades antioxidantes al pimentón

"El pimentón de la Vera es un producto único, que hay que mimarlo, porque no se hace en ninguna parte del mudo

Julia Fernández, responsable de Especias Fernández Romero, SL. P.D.CRUZ
DE NUESTRA TIERRA

En Jaraíz el otoño se caracteriza por el protagonismo que tiene el pimentón. Es el periodo de su elaboración. Varias empresas y la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida tienen su sede en la localidad, que generan riqueza y empleo. "Es un producto natural, que se sigue elaborando de forma artesanal, que hay que mimar y dar el valor que tiene. Es único, no se hace en ninguna parte del mundo", destaca Julia Fernández Romero, directora financiera de la empresa Especias Fernández Romero, una de las firmas locales que lo fabrica.

Además de constituir un producto de calidad por "su duración extraordinaria, color y sabor, que amalgama con cualquier producto cárnico, plato o preparado culinario", lo es también por sus propiedades saludables. "Según varios estudios hechos por el doctor Campillo, el pimentón de la Vera tiene propiedades antioxidantes, contiene vitamina C. Basta con consumir dos gramos diarios para beneficiarse de sus propiedades", asegura Julia, una joven emprendedora jaraiceña, que dirige una empresa familiar conjuntamente con su hermano, especializada en la fabricación y comercialización del producto más emblemático de la localidad y la comarca, el pimentón.

"Llevamos en el mercado más de 25 años. En un principio, empezó mi padre a dirigirla y hemos continuado mi hermano, en la parte comercial, y yo, en la financiera", explica Julia, que reconoce que no es habitual en el sector que una mujer esté al frente de este tipo de empresas. "Para una mujer -añade- es  complicado, porque tiene que estar demostrando constantemente su valía y es bastante complica", reitera.

-Os dedicáis, principalmente, a la elaboración del pimentón.

-Sí, al pimentón de la Vera. Cien por cien de la zona. Lo hacemos bajo la Denominación de Origen Protegida, que es el que nos demandan nuestros clientes, tanto a nivel nacional como internacional. Somos realmente artesanos, maestros artesanos en la elaboración del pimentón de la zona.

-Entonces, ¿se continúa elaborando de manera artesanal?

-La fabricación tiene una fase artesanal, pero, evidentemente, hemos implantado la tecnología para agilizar el proceso de elaboración y también por higiene, con lo cual, al final, sigue teniendo una base tradicional, que es la materia prima, y en el mecanismo de transformar el pimiento en pimentón, dando como resultado un producto, el pimentón de la Vera, muy fino, uniforme, con un sabor y color característico de esta tierra.

-Hablando de características del pimentón verato, ¿cuáles son?

-El sabor y el olor. El primero tiene una duración extraordinaria y el color amalgama perfectamente con cualquier producto cárnico, plato o preparado culinario. Por eso, es inconfundible, por su aroma y sabor, con una estabilidad muy duradera, tanto en color como sabor, que ningún pimentón del mundo entero lo tiene. Esa es la principal diferencia.

-También tiene cualidades sanitarias, ¿no?

-El doctor Campillo ha hecho varios estudios acerca del pimentón de la Vera, parece ser que tiene propiedades antioxidantes, porque contiene vitamina C. Es muy antioxidante y solo basta con consumir dos gramos diarios. La cantidad es mínima y lo que aporta mucho, una serie de ventajas al ser un producto natural cien por cien, con propiedades beneficiosas para la salud.

-Aparte de la chacinería, ¿qué otros usos culinarios tiene el pimentón?

-El pimentón es una especia muy antigua. Tradicionalmente se ha venido empleando en la chacinería, en productos cárnicos, pero en la actualidad se está poniendo de moda en la cocina en general, gracias a los cocineros de la televisión, pues están formando parte de la preparación de platos antes inimaginables. No me refiero a platos diarios, sino un poco más trabajados e incluso postres. Ello nos demuestra que el pimentón se puede utilizar para todo: en entrantes, primeros y segundos platos y postres. Se puede utilizar para cualquier producto, porque amalgama muy bien.

-¿Para qué lo recomendaría en concreto?

-Yo, personalmente, soy una gran consumidora, que, a diario, en mis ensalada no falta pimentón; en mi pasta no me falta pimentón, en la carne. En todo. Quiero decir que es un producto que va bien con cualquier plato, pues le da aroma y sabor, no solo el típico de la Vera, sino que cambia un plato mejorando  el gusto y la vista. Es diferente, por eso estimulo a la gente para que lo consuma, porque es un producto natural. Ahora que nos cuidamos tanto, es importante consumir productos naturales como el pimentón,  que está garantizado, pues se hace un seguimiento de él desde la planta, desde que se cultiva, recoge y trae a la industria con el control diario del Consejo Regulador de la D.O. Protegida, que supervisa cada entrada de pimiento para ser transformado en pimentón.

En definitiva, lo que queremos es que la  gente consuma un producto natural como este, que se sigue elaborando de forma natural, pero que hay que mimarlo y dar el valor que tiene. Porque es un producto único. No se hace en ninguna parte del mundo. Es único y muy sencillo a la vez, porque no ofrece ninguna dificultad para preparar cualquier plato. Nosotros aconsejamos añadirlo al final, para que potencia más su aroma y sabor, por lo que cualquier persona, sin ser experta en la materia, se da cuenta de que es un producto auténtico, único con sabor y color diferente a los demás.

-Por cierto, ¿cuál es su marca?

-Tenemos la marca El Colorín, que es una marca con Denominación de Origen Protegida, que desarrollamos en diferentes formatos, dependiendo donde vaya  a comercializarse. Tiene muchísima variedad. Es un producto sin gluten, sin lactosa, para vegetarianos. Procuramos mantenerlo en esa línea de calidad que desde hace veintitantos años, primero mi padre y ahora nosotros,  hemos alcanzado. Por eso, desarrollamos una calidad para cliente. No hacemos  cantidades industriales para todo el mundo por igual, sino de manera pormenorizada; hacemos lotes exclusivos para cada zona, para cada paladar.

-¿En qué zonas está presente su producto?

-En la zona centro hacia el norte de España. La verdad es que en ella el consumo es bastante considerable. En la zona centro sur se está introduciendo más, porque es un producto natural y lo natural está volviendo, porque nos cuidamos más. Los mismos fabricantes de embutidos tienden también a utilizar productos más naturales, bajos engrasas, lo que está haciendo subir el consumo de pimentón. Así que, preferentemente, estamos en el norte de España y en el extranjero en Inglaterra, Alemania y Francia y nos estamos introduciendo en Sudamérica poco a poco.

-¿Qué variedad es la más aconsejable?

-Yo suelo utilizar la agridulce, porque su sabor es un poquito más fuerte y el color más intenso, más vivo. Pero, dependiendo de la cultura gastronómica, hay que respetar el paladar de cada uno. A un sevillano no se me ocurriría ofrecerle el agridulce, sino uno dulce suave; mientras que a un asturiano siempre agridulce, por su cultura gastronómica y el clima, que influye muchísimo.

-¿Y en la comarca?

-Preferentemente, el agridulce. Es más intenso, no solamente para hacer una matanza, sino para cocinar, incluso.

-Para terminar, ¿qué destaca de su empresa?

-Que es una empresa tradicional familiar, que se preocupa principalmente del cliente, al que se da un trato muy personal para conocer qué es exactamente lo que demanda y darle lo que necesita. En eso es lo que está enfocada nuestra empresa, en dar al cliente lo que quiere.