El alcalde y representantes de las entidades organizadoras.

El Festival Sensaciones Pimentón de la Vera finaliza con la fiesta del botillo

El balance, a falta de producirse el fallo de los concursos, se considera positivo por parte de la organización

P.D. Samino
P.D. SAMINO

Del 13 al 28 de noviembre se celebró este año del Festival Sensaciones Pimentón de la Vera, aunque todavía no se ha dado por terminada la cuarta edición porque faltan por fallarse los concursos de fotografías y el de relatos cortos. La última de las actividades desarrolladas en Jaraíz de la Vera tuvo lugar el 24 de noviembre, y fue la cena degustación de una comida típica de León, la elaborada con productos el Botillo del Bierzo, una IGP (Indicación Geográfica Protegida), cuya capital es la localidad de Bembibre. Esta ciudad está hermanada con Jaraíz de la Vera precisamente por elaborarse este producto chacinero con pimentón con denominación de origen protegida, el principal condimento empleado.

La cena tuvo lugar en el hotel rural Villa Xarahíz, cuya velada amenizó el grupo de teatro 'Las lavanderas del arroyo de los Plateros'. El menú fue cocinado por el equipo del chef del establecimiento jaraiceño, David Moreno.

Al acto asistieron representantes de los organizadores de Sensaciones, Teófilo Magdaleno, presidente de Altup (Alojamientos Turísticos de Plasencia); Teresa Bartolomé, presidenta del Consejo Regulador de la DOP Pimentón de la Vera, así como el secretario técnico del mismo, Bonifacio Sánchez; el alcalde de Jaraíz de la Vera, Luis Miguel Núñez, y representantes de la IGP del Botillo del Bierzo y de Aturive (Asociación de Turismo de la Vera), entre otros, así como vecinos de Jaraíz y de la zona.

Buena acogida por el público

Tanto esta cena de despedida como el resto de actos habidos durante la segunda quincena de noviembre en Plasencia, donde arrancaron y se clausuraron; Jaraíz de la Vera, Cuacos de Yuste, Aldeanueva de la Vera, Zarza de Granadilla, Aldeanueva del Camino y Villanueva de la Vera, han tenido muy buena acogida por parte del público. «Ha descubierto un mundo de sensaciones en torno al pimentón verato con denominación de origen protegida», destaca Bonifacio Sánchez.

«En torno al pimentón se ha impulsado un proyecto con distintas actividades para poner en valor los elementos culturales y gastronómicos de las cuatro comarcas en la que se ha desarrollado, proporcionando un atractivo para el turismo, con el objetivo de atraer visitantes a las mismas y poniendo en valor nuestro elemento diferenciador: el pimentón, al servicio de la generación de nuevos recursos económicos», asegura, «potenciando los valores gastronómicos, culturales y naturales».

Revulsivo para la historia

Además, el festival gastronómico tanto este año como el pasado ha supuesto un revulsivo para la hostelería y servicios de la zona norte de Cáceres, castigada por la pandemia del coronavirus.

«Ante las circunstancias sobrevenidas, y en la nueva normalidad, este proyecto trata de paliar los efectos económicos ocasionados en el sector turístico de nuestra provincia, provocado por la covid-19, en el tejido empresarial de la zona asociado al turismo, como son los restauran-tes, museos, alojamientos turísticos y hoteles, así como a las empresas de actividades de ocio y tiempo libre entre otras», explica. Bonifacio Sánchez ha resaltado que el balance de la cuarta edición ha sido satisfactorio. «Hemos de destacar la buena participación y asistentes a las actividades programadas que han podido realizarse, las cuales han gozado de un magnífico reconocimiento y aceptación». Por eso, los organizadores, dice, ya están pensando en la V edición. «El festival ha nacido con el propósito de tener continuidad. Ha venido para quedarse».