El espacio peatonal con el mobiliario y olivos ornamentales. / M.D.CRUZ

El espacio peatonal de la travesía de Constitución se dota de mobiliario

Los olivos trasplantados en este enclave ya lucen ramas y hojas verdes para cumplir con su nueva función, la ornamental

P.D. Samino
P.D. SAMINO

Para completar las actuaciones llevadas a cabo meses atrás, el Ayuntamiento de Jaraíz de la Vera ha dotado de mobiliario (bancos y una papelera) al espacio peatonal de la travesía de Constitución, a la altura del número 151, en el que fueron trasplantados haces varios meses también cuatro olivos como árboles ornamentales.

Los cuatro ejemplares, gracias a los cuidados de los operarios municipales, ya lucen ramas y hojas verdes, a las que se ha empezado a dar forma para cumplir con su nueva función, la ornamental, en lugar de la productora, es decir, la de dar frutos.

El olivo forma parte del paisaje jaraiceño desde tiempos inmemoriales. Es una especie típicamente mediterránea adaptada al clima de la zona. Los olivares rodean la población e incluso todavía hay algunos dentro de ella. La avenida de la Montaña es un claro ejemplo, es la que más reúne o conserva.

Sin embargo, han desaparecido muchos a consecuencia de la expansión urbanística, especialmente a finales del pasado siglo. Un fenómeno que no solo se da en la villa jaraiceña, sino en todos los pueblos de la comarca de la Vera. Pero no solo el ladrillo los ha desplazado o aniquilado, de igual manera han contribuido a su desaparición los cambios de cultivo. Primero fueron los ciruelos, después las frambuesas y en los últimos lustros han sido los cerezos los que se han apropiado del terreno, a los que hay que sumar las pequeñas plantaciones de tabaco de los años sesenta, por citar algunas de las modas agrarias.

En Jaraíz, no obstante, el olivo ha empezado a recuperarse como árbol ornamental. En el casco urbano crece esta especie (cargada de mucho simbolismo) para adornar los espacios públicos.