CF Jaraíz el pasado domingo en Gévora. / J.L.SÁNCHEZ

Derrota del Jaraíz en Gévora en el primer partido del 'playoff' de ascenso a Tercera

Los pimentoneros ponen sus esperanzas en el encuentro de vuelta, en casa, para superar la eliminatoria

P.D. Samino
P.D. SAMINO

El Jaraíz está disputando la fase de ascenso a la Tercera División por segundo año consecutivo. El pasado domingo jugó el primer partido frente al Gévora, en su campo, en donde perdió por dos goles a cero.

La primera parte de la eliminatoria es para los pacenses, pero restan 90 minutos, largos, en el municipal jaraiceño, que será una olla a presión. El sorteo volvió a llevar al equipo pimentonero a la pedanía de Badajoz, como sucedió hace menos de un año. Y, además, en que todo ha sido similar a entonces: mucho calor, terreno en malas condiciones y un Jaraíz que se complica sólo y regala en exceso. Todo esto es un proceso largo. Serán 180 o más minutos, pero después de lo visto en el municipal de Gévora, toca remar todos juntos y llegar a puerto.

Dos estilos muy diferentes, el conjunto de Martín sin complicarse y resolutivo, con balones a la primera, abriendo el largo por bandas y a la mínima que se les presentaba disparando desde cualquier posición, mientras que los de Besale intentaron siempre jugar el balón, asociarse, hacerlo bien y definir.

Pero todo se truncó a los 7 minutos de la primera mitad. Tras una pérdida en medio campo, balón al borde del área, bote inestable y disparo magistral a Nene, que batió a César por la escuadra. Un golazo, que lo mismo podía haber acabado en la frontera pero terminó dentro, y subiendo al marcado el 1-0.

Los pupilos de Beni no modificaron en nada su estrategia al encajar el gol, siguieron igual. Ocasiones llegaron por la banda derecha. David pisó varios balones que no encontraron remate. De las más claras, una de Rulo, en el área, pero su tiro fue interceptado por un defensor. O un remate de cabeza del Capi Agüero, tras un córner, que salió pegado al palo. Otra de Javi Bella tras la triangulación de David y Rulo, que terminó en saque de esquina, tras pasearse por la portería.

A todo esto, César fue un espectador más hasta el minuto 42. Pero la situación cambió en ese momento. Un balón bombeado desde la izquierda, David no se percata de la presencia de dos contrarios y peina de espalda, el esférico le cae a Luisma, que acomoda el balón y de disparo certero a la base del palo izquierdo de César anota el 2-0.

Así se llegaba el final de los primeros 45 minutos. Mucho premio para los de casa a tenor de lo visto en el campo. Tras la reanudación, un susto, cuando no se había cumplido el primero de juego y Luisma encara en solitario a César que respondió con una parada imposible, evitando el tercero.

La tónica era la misma, los gevorenses con Toro y Leo en medio campo no se complicaban y, de primera, todo lo que les llegaba lo repetían. Los jaraiceños seguían de la misma manera, pero no era el mejor campo para intentar jugar y a pesar de controlar el partido las ocasiones sobre Josemi fueron escasas. Nuevamente Rulo creó una y otra de Jochi que tras driblar a dos contrarios y encarar su disparo chocó en un defensor.

Por parte local una muy clara con un certero cabezazo desde el borde del área pequeña, que desbarató César con la parada de la tarde, cuando la parroquia local cantaba gol. Y con el 2-0 finalizó la ida de esta eliminatoria. Queda, por tanto, trabajar esta semana y preparar un partido muy importante, tanto en lo deportivo como en las gradas.

Arbitraje y alineaciones

Dirigió el encuentro el trío del colegio emeritense Gallardo Silvero, auxiliado por Sabido Serrano y Franco Cortés.

Martín Fernández alineó a Josemi, Jorge Rodríguez, Nacho Piriz, Víctor, Antonio Doña, Álvaro Perea, Toro, Nene, Luisma, Leo y Adri. También jugaron Pozo, Adolfo, Ismael y Álvaro Durán.

Por parte de Beni Besale lo hicieron, César, Lolo, Agüero, Será, David, Rubén Darío, Mario López, Javi Bella, Yoni, Rulo y Boli. Los cambios fueron Sandro, Galván, Jochi y Luis Delgado.