Alumbrado del camino que comunica la calle Móstoles con el colegio Ejido. / M.D.CRUZ

El camino que comunica la calle Móstoles con el colegio Ejido estrena alumbrado

Beneficiará a quienes van por la noche a hacer gimnasia al pabellón del colegio o tengan que visitar el velatorio al discurrir la mayor parte del tramo por un descampado

P.D. Samino
P.D. SAMINO

El arreglo de la calle Móstoles y sus dos travesías se ha completado con varias actuaciones o mejoras. Una, la reordenación del tráfico en toda esa zona urbana. Y la otra, la dotación de alumbrado al camino que comunica este vial con el colegio Ejido, en el que se han colocado una quincena de farolas tipo báculo con lámparas led.

Este itinerario en horario escolar es utilizado por los alumnos del Ejido y, en general, por los jaraiceños para ir al gimnasio del colegio, ermita de la Patrona, cuartel de la Guardia Civil, tanatorio, cementerio municipal y mercadillo de los jueves.

La iluminación de este carril beneficiará de una manera muy especial a quienes van por la noche a hacer gimnasia al pabellón del colegio o tengan que visitar el velatorio, pues la mayor parte de este tramo discurre por un descampado.

Esta prolongación de la calle Móstoles -como también es conocida- cumple otra función: la de circunvalación del casco urbano. Cuando las avenidas de la Constitución y del Salobrar se cortan por algún evento como la concentración de motos, procesiones, desfiles del Carnaval y otros se desvía el tráfico por la misma.