Arreglo de las goteras del edificio anexo al templo. / M.D.CRUZ

Las aves originan goteras en la iglesia de Santa María

Las cigüeñas y las palomas son las principales causantes de este problema, agravado por el viento, la lluvia y el paso del tiempo

P.D. Samino
P.D. SAMINO

Esta semana han llevado a cabo trabajos de limpieza y reparación de las goteras que tenía la iglesia de Santa María de Jaraíz de la Vera, que afectaban tanto al tejado del templo como al inmueble anexo.

Las cigüeñas y las palomas son las principales causantes de este problema, agravado por el viento, la lluvia y el paso del tiempo. La suciedad de las aves ha provocado la aparición de goteras en varias partes de la techumbre, especialmente en el de la sacristía.

También estaba muy afectado el tejado del edificio anexo en la parte norte, en el que el pasado invierno se derrumbó un trozo del techo por las filtraciones del agua de lluvia.

Las obras han sido ejecutadas por una empresa de la localidad y sufragadas con fondos de la parroquia, ha indicado el párroco, Juan Antonio Corrales Muñana.

Tanto las cigüeñas como las palomas representan un serio problema para la conservación de la iglesia, declarada bien de interés cultural con categoría de monumento. En el caso de las palomas, además de los excrementos que dañan a las piedras, están espantando a los cernícalos primillas y vencejos.