Piscina natural charco Las Tablas de Jaraíz. / P.D.CRUZ

La apertura de las piscinas naturales y municipales veratas dependerá de la evolución de la pandemia

Los representantes en la Mancomunidad de la Vera acuerdan esperar a ver cómo evoluciona la pandemia del coronavirus en la fase 3 para tomar una decisión

P.D. Samino
P.D. SAMINO

El lunes por la tarde celebró un pleno la Mancomunidad de la Vera por medio de videoconferencia para analizar la desescalada y, en concreto, la apertura de las piscinas naturales y municipales.

Todos los representantes mostraron su preocupación por las consecuencias que ello puede acarrear, especialmente en relación al aforo y las medidas sanitarias a implantar para evitar contagios. Pero, a la vez, existe preocupación porque las zonas de baño afectan a muchos sectores de la comarca por su repercusión en lo turístico, económico y, especialmente, en lo sanitario.

Por eso, consideran -y así lo consensuaron- que ahora es pronto todavía para tomar una decesión y que lo mejor es esperar a ver cómo evoluciona la pandemia del coronavirus en la fase 3. En función de ello se pronunciarán. En cualquier caso, apelan a la responsabilidad de los ciudadanos en relación a la decisión que finalmente adopten.

En la reunión se dio cuenta también que se ha solicitado a la subdelegación del Gobierno que haya más personal de seguridad en los municipios, toda vez que se espera un incremento significativo de la afluencia de visitantes a la comarca. Si se cumplen las previsiones y durante la fase 3 se abre la circulación entre provincias e incluso entre comunidades autónomas, la opinión generalizada es que la población verata va a aumentar este verano más que en ocasiones anteriores durante este mismo periodo.