Susi, el pasado año por estas fechas, saludado por el presidente de la Junta, en su visita al centro jaraiceño de Aspace, junto a Luis Miguel Núñez y Toñi Granados. / M. D. CRUZ

IN MEMORIAM

Un ángel regresa al cielo, Jesús de la Flor

Su tierna mirada seguirá entre sus compañeros del centro jaraiceño de Aspace, pero echarán de menos su presencia, sobre todo este año en el Carnaval, en el que participaba

REDACCIÓN

Ayer falleció Jesús de la Flor Muñoz, usuario del centro jaraiceño de Aspace (Asociación de Paralíticos Cerebrales de Cáceres).

Su entrañable sonrisa seguirá entre sus compañeros, pero se echará de menos su presencia en Aspace y en las celebraciones de su pueblo, sobre todo este año en el desfile del Carnaval, en el que participaba.

Jesús de la Flor era un niño-adulto especial al que todo el mundo quería. Su mirada limpia, tierna, llegaba al corazón de cualquiera. Desde su sillita transmitía todo tipo de emociones cariñosas, que permanecerán en el recuerdo de quienes han tenido la suerte de conocer.

Él hablaba con sus ojos luminosos. Irradiaba paz, armonía y felicidad, aunque a veces pareciera estar triste, pero por dentro siempre estaba alegre como dejaba asomar como un regalo para quienes estaban a su lado: su familia, compañeros de Aspace y a todos los jaraiceños, pues todo el mundo le profesaba un cariño especial, afectuoso, cordial.

Su tierna mirada seguirá entre sus compañeros del centro jaraiceño de Aspace, a los que protegerá en todo momento.