Los alumnos realizando las disecciones. / CEPA

Los alumnos del Centro de Adultos aprenden a diseccionar los órganos del cerdo

El consumo del cerdo, pese a la recesión de las matanzas, está muy arraigado en la comarca de la Vera

P.D. Samino
P.D. SAMINO

Desde principios de diciembre y hasta casi el inicio de la primavera, antaño, y ahora menos, era el periodo de las tradicionales matanzas en la comarca de la Vera. El consumo del cerdo, pese a la recesión de estas costumbres atávicas, está muy arraigado en la zona.

Anteayer, en el Centro de Educación de Adultos de Jaraíz de la Vera, los alumnos tuvieron ocasión de aprender a diseccionar los órganos del cerdo. Dos profesoras se encargaron de dirigir la clase.

«Algunos alumnos del Cepa han realizado prácticas de disección de órganos de cerdo para observar las partes principales de cada uno y repasar su funcionamiento. Todo ello, coordinado por las profesoras Alejandra y Alicia», señala el centro.