Liberbank como marca única

COMERCIAL

Liberbank ha decidido evolucionar en su imagen corporativa como una oportunidad más para mejorar en sus relaciones con los clientes. Un avance que implica también consolidar los valores tradicionales de una banca minorista y de proximidad que, desde sus orígenes, ha caracterizado a las entidades que constituyen este Grupo, y que ahora se proyecta con mayores oportunidades y servicios para sus principales stakeholder o segmentos de interés (inversores, accionistas, reguladores, empresas, sector público, pymes, autónomos, familias, etc.), así como con una mayor implicación y compromiso con las sociedades de sus territorios naturales.

Por otra parte, solo se trata de la unificación de la marca, de su modernización y adaptación a un mercado más complejo y competitivo, a unir las fuerzas para ser más fuertes y sólidos, y para que todo ello repercuta positivamente en mejorar la atención a los clientes, potenciar la calidad del servicio y obtener mayores recursos económicos y financieros para revertir en la sociedad y en los ciudadanos extremeños. El tradicional verde que durante años identificó a la caja extremeña, ahora no se oculta bajo un color ni una imagen, solo es Liberbank, una marca única que se asienta en valores como la honestidad, la prudencia o el arraigo al territorio, poniendo en valor, de nuevo, los orígenes de las cajas, que es seguir siendo la verdadera banca de cercanía en Extremadura.

Una marca con un lema, 'Corresponde', Liberbank Corresponde, como símbolo de un intercambio dinámico y una contraprestación equilibrada basada en hablar y escuchar, o en necesitar y ser respondido eficaz y adecuadamente.

Todo ello en un momento de cambio en la sociedad y una nueva realidad en las entidades que forman parte de Liberbank, ahora el octavo banco cotizado del país. Y donde lo importante es trabajar para crear soluciones ajustadas a las necesidades de los ciudadanos y las empresas, un camino similar, por otra parte, al recorrido por numerosas entidades y organizaciones en España. Un reto que Liberbank afronta desde la confianza y vinculación demostrada a sus clientes a lo largo del tiempo, así como de las sinergias que proporciona ser uno de los grupos financieros más capitalizados del sector, y figurar entre los más rentables y eficientes.

Esta evolución de la marca y de la identidad corporativa del grupo supondrá, asimismo, renovar desde el interior de las oficinas hasta la página web, cartelería, documentos, tarjetas, productos y servicios financieros, y todos ellos unificados bajo la marca Liberbank. La nueva imagen es ya visible y la intención es adecuar, en primer lugar, las sucursales de las grandes ciudades, trabajando con la fecha de finales de verano para haber sustituido el 25% de las oficinas, y durante el primer trimestre de 2016 haber culminado el proceso de unificación de la marca.

Una nueva etapa

Ahora, bajo una marca única, Liberbank también pretende potenciar el reconocimiento de la entidad por parte de los clientes que están fuera de sus áreas tradicionales de influencia. Y lo hace, además, en un momento en el que se da por concluida la etapa de integración, incluida la tecnológica, así como la de reestructuración y saneamiento financiero, dando paso a otra de crecimiento con la puesta en marcha de nuevos proyectos y apostando con fuerza por los territorios naturales y sus gentes.