Caja de Extremadura lanza una nueva campaña para incentivar el ahorro de cara a la jubilación

COMERCIAL

Caja de Extremadura, perteneciente al Grupo Liberbank, pone en marcha una iniciativa dirigida a incentivar el ahorro a largo plazo de cara a la jubilación, en un momento en el que, previsiblemente, en los próximos tres años se reducirá el poder adquisitivo de las pensiones públicas. Una circunstancia que hace aún más aconsejable construir una base de ahorro que complemente a la pensión pública futura.

Los Planes de Pensiones Individuales (PPIs) y de Previsión Asegurada (PPAs) de Caja de Extremadura permiten al partícipe beneficiarse de importantes incentivos fiscales, ya que al realizar su declaración de la Renta, reducirá su base imponible por las cantidades aportadas a sus PPIs / PPAs durante el transcurso del año.

Se trata de productos altamente competitivos y han presentado unos excelentes datos de rentabilidad en el ejercicio 2013. Por ejemplo, el Plan de Pensiones 3000 llegó a obtener cerca de un 15% durante el pasado año. Para clientes de perfil más conservador, los PPAs son una alternativa con rentabilidad garantizada, como el PPA Jubilación Asegurada, que alcanzó el 3,5% de rentabilidad.

Por otra parte, permiten la posibilidad de disponer del ahorro acumulado en ciertos supuestos de necesidad urgente como puede ser el desempleo de larga duración o enfermedad grave del partícipe o sus familiares más directos.

Hasta el próximo 11 de julio, los clientes que contraten su primer Plan de Pensiones Individual o un Plan de Previsión Asegurado, o que establezcan un plan de aportaciones periódicas, recibirán un reloj de la marca "El Caballo" o bien un incentivo monetario de hasta un 3% del valor traspasado.