Celebración de unas jornadas gastronómicas asturianas

Han tenido lugar en el hotel rural Villa de Xarahíz, con Ramón Celorio y David Moreno

Ramón Celorio, el primero por la izquierda, y David Moreno, el cuarto.
INTERCAMBIO

Ambos iniciaron a hace doce años un proyecto de intercambio gastronómico entre Asturias y Extremadura, teniendo como eje de unión a la ruta de la Plata, que está sirviendo para dar a conocer en cada región la cocina tradicional y los productos más representativos de las mismas, así como la cocina de autor.

"Llevamos organizando desde hace muchos años estas jornadas, una vez en cada en región, teniendo como nexo la ruta de la Plata. Es un poco volver otra vez a retomar nuestras tradiciones. La ruta de la Plata era el camino de la trashumancia, de la ganadería y en el modo de hoy la gastronomía, entre Asturias y Extremadura. Dos grandes amigos empezamos a llevar a cabo esta idea y seguimos en este proyecto", explica David Moreno.

Cocina de toda la vida

En Jaraíz lo que se ha dado a conocer días atrás ha sido "la cocina asturiana de toda la vida", destaca Moreno. "De la mano de mi amigo Ramón Celorio -señala- se ha hecho con la tradicional la actual. Ese plato de su abuelo, bien guisado, con buena materia prima, lo transforma en un plato minimalista o de autor. En gustoso, rico, con buena presencia y sin nada que envidiar".

El resultado de estas jornadas ha sido en opinión de David Moreno muy positivo. Lo mismo que para la clientela. "Han resultado bastante bien. El primer fin de semana se empezó estupendamente y entre semana no se han olvidado". La clausura ha coincidido con la celebración de San Valentín, así que ha sido un éxito. "Ha tenido buena aceptación. Lo importante es que la gente salga de casa y disfrute de la gastronomía que tenemos y del buen comer", resalta.

Tendrán continuidad

Este intercambio gastronómico tendrá continuidad. A través del mismo, el hotel rural Villa de Xarahíz acercó la cocina extremeña a Asturias el pasado mes de noviembre. "Empezamos a doce años. Lo estuvimos haciendo cinco o seis y se interrumpió. Hemos vuelto a arrancar y al final lo hemos hecho posible otra vez, pues hay que seguir haciendo cosas. Tenemos una gastronomía muy buena y unos productos de calidad estupendos, que fueron muy bien acogidos allí, lo mismo que aquí los productos de esa tierra tan maravillosa que es Asturias", concluye.