La población representará esta noche, en calles y plazas, 'Magdalena, el primer amor de Jeromín'

Además de la ambientación de época, música y danza, habrá efectos especiales de luz

Jeromín, el alcalde y Carlos V, el pasado año. P.D.CRUZ.
CARLOS V VISITA JARAÍZ

"Una narradora nos introducirá en la velada artística que el Ayuntamiento de Jaraíz y sus vecinos han preparado al Emperador", explica el alcalde, Bonifacio Sánchez. "En dicha velada se utilizará como hilo conductor la leyenda 'Magdalena, el primer amor de Jeromín", añade. Tras la ejecución de danzas renacentistas el Emperador será recibido por el alcalde jaraiceño y seguidamente Jeromín hará la presentación de Magdalena a Carlos V.

La representación se trasladará después al atrio de la iglesia de Santa María, adornado de luminarias y amenizado por cantantes, personajes de la villa, bailarinas y música renacentista. "En Santa María -señala el alcalde- la feligresía agasajará al Emperador con unos pequeños romances, cantados y bailados, y desde allí nos dirigiremos al atrio de la iglesia de San Miguel, en donde la Coral Jaraiceña nos deleitará con canciones en honor del Emperador".  Finalmente, en la Plaza Mayor, se concluirá la trama y desenlace de la escenificación de la leyenda 'Magdalena, el primer amor de Jeromín'.

Tregua del tiempo

El temporal de lluvia va a dar una tregua para que la tercera edición de 'Carlos V visita Jaraíz' se pueda desarrollar sin el obstáculo que suponen las inclemencias meteorológicas, que, incluso, impedirían las representaciones por las calles y en los atrios de  las iglesias, no así en la Plaza Mayor, al disponer de soportales, pero que desluciría el gran espectáculo que protagonizará toda la población esta noche. Un espectáculo basado en la leyenda de los amoríos de Jeromín con Magdalena, que el escritor Leandro Herrero localiza en Pasarón y Jaraíz, en su libro 'El monje del Monasterio de Yuste' (Madrid, 1911), en el que se recogen los últimos momentos del Emperador, basados en una leyenda religiosa tradicional del siglo XVI, que han servido de inspiración al regidor de espectáculos del Ayuntamiento de Jaraíz, Luis Ruiz-Medina, para crear su versión de 'Magdalena, el primer amor de Jeromín'.

No es una ocurrencia más del pueblo de Jaraíz

Por tanto, lo de la visita de Carlos V a Jaraíz no se trata de una ocurrencia más del pueblo de Jaraíz, tiene un hilo conductor, aunque basado en una leyenda, como muchas otras manifestaciones consolidadas en otros lares, que ha servido de excusa al Ayuntamiento para irrumpir en la historia de una manera ficticia. Por tanto, está legitimado para escenificar o interpretar la historia a su antojo para entretenimiento y recreo de propios y extraños, pues así lo manifiesta: que  es de un modo supuesto, fingido.

A Jaraíz, que se sepa, al menos no existen documentos que lo acrediten, no vino nunca Carlos V, ni se le espera. Pero sí de forma imaginaria, simulada. Y así lo hará esta noche por tercer año consecutivo. La figura de Carlos V es patrimonio europeo, por lo que cualquier pueblo del viejo continente está legitimado para servirse de él. En el caso de la Vera, si cabe, más aún, porque aquí se retiró y murió, a siete kilómetros de Jaraíz, que forma parte de la Vera como el pueblo que más. El Ministerio de Educación, con motivo de la inauguración de las obras del Monasterio de Yuste y la vuelta de los monjes Jerónimos, en 1958, construyó en Jaraíz el grupo escolar conmemorativo César Carlos I, actualmente complejo educativo del mismo nombre. Lo hizo porque Jaraíz es parte de la Vera y es el único pueblo de la Vera desde el que se ve el Monasterio, que en línea recta está a un suspiro. Y aunque no se viera y estuviera al otro lado de la sierra nada ni nadie impide inventarse esta o aquella celebración. Carlos V no es algo exclusivo de nada ni de nadie.