Hoy se celebra la festividad de la Octava del Corpus Christi

Jaraíz es una de las pocas poblaciones en las que tiene lugar

Procesión de la Octava del Corpus por el casco histórico jaraiceño. P.D. SAMINO.
TRADICIÓN

Es una tradición que se remonta a varios siglos de antigüedad. Y, aunque en el pasado gozó de gran magnificencia, como ocurre con la del Corpus, que tuvo lugar el pasado domingo en la parroquia de Santa María, en la actualidad mantiene la misma esencia, aunque sin tanta fastuosidad.

Tras la misa solemne, en la iglesia parroquial de San Miguel, que dará comienzo a las 12.30 horas, presidida por el arcipreste de Jaraíz, Joaquín Jiménez, tendrá lugar la procesión, que continúa desarrollándose por el casco histórico jaraiceño.

A lo largo del itinerario por donde discurrirá el cortejo procesional, que abrirán los estandartes de las cofradías jaraiceñas y los niños de la primera Comunión, se levantarán altares para la exposición del Santísimo, que se portará, bajo palio, en una custodia del siglo XVIII.

Recorrido

Fleming, Cuatro Esquinas, Pedro Porcel, Vargas, Vicente San Barranco, Laurel, Pedreros y Fleming, es el recorrido de la procesión, que saldrá y se recogerá en la iglesia de San Miguel.

Calles en las que el olor a tomillo, romero e incienso estará presente este domingo, al mediodía, lo que supone, todo un placer para los sentidos, que bien merece la pena disfrutar.

A esa agradable mezcla de fragancias, hay que añadir la belleza de las calles: estrechas, empinadas, cargadas de flores y representativas de la arquitectura popular verata. Por eso, el paso de la procesión de la Octava del Corpus por las mismas, mañana domingo, catapultará a los asistentes a siglos atrás. Será como volver al pasado, en pleno siglo XXI. Algo mágico.