El nuevo plan de urbanismo no sale adelante por falta de consenso

Es imprescindible para el desarrollo de la localidad

Jaraíz necesita para poder desarrollarse un plan de urbanismo. P. D. SAMINO.
NORMATIVA

En el último pleno ordinario no salió adelante su aprobación provisional al abstenerse los dos grupos de la oposición, pues se requería mayoría absoluta y el partido socialista, que sí dio su apoyo al mismo, no la tiene.

Como consecuencia de ello, se ha vuelto a la situación anterior: que Jaraíz carece de un marco urbanístico actualizado, al haberse anulado las últimas normas subsidiarias de 2003 por sentencia judicial.

Desde hace ya casi cinco años, aproximadamente, el municipio se rige por las del año 1993. La situación urbanística de la localidad y las necesidades de ahora no tienen nada que ver con las de hace veinte años.

"Hay que tener un planeamiento, pues las normas han sido anuladas. El objetivo es tener un plan municipal de urbanismo. Un documento razonable a nuestra realidad social y urbanística", ha señalado el alcalde, Bonifacio Sánchez Cruz.

Alegaciones

El plan fallido ha sido redactado por un equipo técnico, conforme a las directrices emanadas del Gobierno de Extremadura, al que se han presentado 47 alegaciones. La portavoz popular, Sonia Arjona Bello, ha dicho que el dictamen o desenlace de las mismas se debería haber abordado con todos los grupos.

En este sentido, el alcalde ha reiterado que se han solventado conforme a los criterios de los técnicos y las indicaciones de la Junta de Extremadura, el organismo competente en materia de urbanismo, toda vez que la administración regional es la que tiene la última palabra. En este caso no será necesario su pronunciamiento, al no haber sido aprobadas por el pleno, como primer requisito para su trámite.

"No hay nada especial, sino correcciones y adaptaciones a la realidad. La mayoría han sido aceptadas, otras a media y solamente una minoría rechazadas.  Para ello, se ha tenido en cuenta la opinión de la Junta", aclara el alcalde.