El Museo del Pimentón acoge una exposición de máquinas de escribir antiguas

También se exponen libros de textos del mismo periodo muy interesantes

Vista parcial de la exposición de máquinas de escribir. P.D.SAMINO.
CON MOTIVO DEL DÍA DEL LIBRO

También se exponen libros de texto escolares, que abarcan desde primeros del pasado siglo hasta finales de los años sesenta, década en que se eliminaron las enciclopedias Álvarez del sistema educativo español y se pasó a un libro por asignatura, al implantarse la E.G.B.

 En cuanto a las máquinas de escribir, se puede contemplar una variada oferta de todas las épocas. Más de una treintena de ejemplares, que han sido cedidos a la Universidad Popular -para la muestra- por el Ayuntamiento, el IES Maestro Gonzalo Korreas, el CEI Gregoria Collado, Caja de Extremadura, empresas y particulares.

 El modelo más antiguo data del año 1920, una Hispano Olivetti M-20, mientras que el más moderno, una eléctrica, de finales de los noventa del siglo XX.

Todas estas reliquias de la escritura esconden historias y curiosidades. Por ejemplo, una del año 1936, tipo Hispano Olivetti M-20, que sirvió para que Franco pudiera realizar comunicados cuando estuvo en el palacio de Los Golfines, hoy sede de la Diputación de Cáceres.

 Era  propiedad de un funcionario de la administración provincial y, encima, el único que sabía mecanografía, así que le encomendaron, inevitablemente,  la tarea de escribir los partes que Franco emitió durante su estancia en la capital cacereña. La máquina la ha heredado un nieto, que trabaja en el Consistorio jaraiceño.

 Esta interesante muestra ha sido organizada por la Universidad Popular jaraiceña y el Ayuntamiento de Jaraíz de la Vera, con la colaboración del Museo del Pimentón, diversas instituciones, casas comerciales y particulares.