El desbordamiento del Tiétar causa daños en varias explotaciones agrícolas

El Ayuntamiento pide a las administraciones implicadas una solución

Una de las torretas rodeada de agua, por el desbordamiento del Tiétar.P.D.SAMINO.
INUNDACIONES

Las precipitaciones de los últimos días está siendo muy bien recibidas en general, salvo, precisamente, por un grupo de agricultores jaraiceños, que otras veces miran al cielo para pedir que llueva, porque del agua depende su trabajo, y ahora lo hacen para que no caiga tanta, porque sus explotaciones están siendo dañadas por los desbordamientos del río Tiétar. Esto les ocurre, en concreto, a Marciano Bajo Amador, Antonio Arjona Arjona y a Gregorio Expósito Sánchez, tres jaraiceños que tienen sus parcelas de regadío en la finca del Rincón de la Vega, a las que ha anegado el caudaloso río Tiétar, estos días, por las lluvias, y, principalmente, por el vaciado del pantano de Rosarito. Este problema no es nuevo. Lo vienen sufriendo desde hace varios años, cada vez que el río se sale de sus fueros.

"El vaciado del embalse de Rosarito, tras intensas lluvias, ocasiona estas lamentables circunstancias, que obligan a los agricultores a hacer inviables sus explotaciones", lamenta el alcalde de Jaraíz de la Vera, Bonifacio Sánchez Cruz. Según los afectados, la solución pasar porque se limpie el cauce y se adopten otras medidas adicionales. "No entendemos -añade-, cómo un problema que tiene solución técnica, un año tras otro ocasiona daños costosos a estos agricultores, hasta el punto de poner en peligro el cultivo del tabaco y pimiento".

 Pero, además del daño en las parcelas, el desbordamiento del río Tiétar está originando otros colaterales, pero, sobre todo, grandes riesgos, pues no solo está dejando inservibles las parcelas agrícolas, sino que también afecta a la red eléctrica que cruza por la mismas. "Se da la circunstancia -dice el alcalde- de que pone en peligro una torreta del transporte de Red Eléctrica Española, de 36 kilovoltios, tras el socavamiento de su cimentación en cada ocasión que se producen estos hechos, con los graves daños que esto puede ocasionar, tanto humanos como materiales".

 Por todo ello,  el Ayuntamiento de Jaraíz se ha dirigido a la Confederación Hidrográfica del Tajo, Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura y Red Eléctrica Española, para que sepan lo que está sucediendo en el Rincón de la Vega, de manera reiterada. "Intentaremos que entre los organismos públicos se dé con la solución definitiva, porque técnicamente existe", asegura, preocupado, el alcalde jaraiceño.