El primer desfile de comparsas de Jaraíz encandila a los vecinos

Esta tarde se celebrará el segundo y último pasacalle

Esta tarde volverán a desfilar otra vez los integrantes de esta peña. P.D.SAMINO.
CARNAVALES El carnaval jaraiceño no tiene ningún tipo de declaración de interés turístico ni la promoción que otros han alcanzado. Sin embargo, poco a poco, se está consolidando como una gran manifestación popular.
Lo corroboran los dos grandes desfiles de comparsas que se celebran en la localidad estos días. El primero, al coincidir en festivo, llenó de visitantes Jaraíz de la Vera. Atrajo a muchísimos curiosos que disfrutaron con el colorido del más de un millar de miembros de las agrupaciones.
Una de las comparsas llegaba hasta Jaraíz procedente de Arroyomolinos de la Vera, como ya hizo el pasado año. Además, otra agrupación desfilaba desde Tejeda de Tiétar, aunque para el de hoy, lunes, se espera que se animen algunas más que no pudieron acudir ayer domingo al celebrar los pasacalles en sus localidades de origen.
 Las que sí lo han hecho han podido disfrutar del primer desfile jaraiceño, recorriendo una distancia de un kilómetro sin apenas detenerse. Tardaron en completar el trayecto dos horas y media. Empezaron en el parque Puente de los Bolos, con un sol espléndido, y acabaron en el parque de San Miguel, ya de noche.
 Aunque con la puesta del sol el frío empezó a hacer acto de presencia, la gente aguantó disfrutando de los disfraces de geishas, arlequines o tiroleses, estos últimos con una carroza convertida en molino. No faltaron las tribus africanas con muchísimo colorido, mexicanos, piratas, jugadores de la NBA, guerreros aztecas o leopardos.
Series y películas

Sorprendieron los famosos muñecos de Lego, signos del zodiaco, montañas rusas o personajes de series y películas conocidas como 'Avatar', 'Mary Poppins' o 'La que se avecina'. Motivos variopintos que destacaron por la coreografía y el colorido, salpicados de fantasía, belleza, originalidad y hasta humor.

Había también alusiones a la crisis que, en lo que al desfile es refiere, no se notó, más bien todo lo contrario. Los participantes, con esfuerzo, dedicación, muchas horas de trabajo e ilusión, pusieron a los disfraces mucha imaginación para lograr que fuese todo un éxito. Ese es el secreto, o ahí radica, en que la crisis parezca que no afecta al carnaval jaraiceño.
El Ayuntamiento de Jaraíz de la Vera ha tenido que reducir el importe de los premios de los desfiles, suprimir la megafonía y no colocó los típicos adornos de las fiestas ni la iluminación especial.
Pero eso, no se notó debido al interés que pusieron los vecinos para que este año, si cabe, sea mejor que los anteriores.
Como reza el eslogan de la peña 'Los Espantaos', lo que están haciendo todas es 'endulzar' con su quehacer las consecuencias de la terrible depresión que padece todo el país y, por supuesto, Jaraíz, en donde se ha generalizado lo de 'al mal tiempo bueno cara'.